Resumen

La ampliación de la Línea 2 de Metro de Barcelona entre las estaciones de Pep Ventura y Badalona Centro se realiza al abrigo de pantallas continuas construidas con pantalladoras convencionales e hidrofresa. La excavación se lleva a cabo mayoritariamente en arenas de origen coluvio-fluvial y litoral con un nivel de agua muy somero; las pantallas se empotran en el sustrato mioceno impermeable. Así, las pantallas alcanzan longitudes máximas de 34 m, profundidades de excavación de hasta 27 m y cargas de agua máximas de 15 m. El tramo discurre en un entorno con edificaciones a menos de 2 m de distancia de las pantallas. La corrección del efecto presa que generan las pantallas en el flujo hidrogeológico transversal se ha realizado mediante un novedoso sistema de drenes californianos. En resumen, aunque de modo aislado ninguno de los elementos de esta obra es excepcional, la coexistencia de un nivel freático elevado, la presencia de materiales cuaternarios recientes, la existencia de edificaciones muy próximas y la ejecución de pantallas de longitud muy apreciable, suponen un reto importante (que ha llevado a GISA a clasificar esta obra como la de mayor riesgo de Cataluña) que se ha resuelto con éxito.